El Burgo de Ebro sufre una evolución demográfica

elburgodeebro2

Las nuevas expectativas económicas han posibilitado un paulatino, pero sostenido, crecimiento demográfico, ubicándose el municipio entre los pocos que escapan de la tendencia recesiva en Aragón. Por otra parte, de ser un Municipio abocado al sector primario de la Economía, ha tenido lugar una importante derivación hacia el resto de los sectores. Puede decirse, incluso, que la actividad agropecuaria ha devenido, para nuestros habitantes, en complementaria de su actividad productiva principal; la mayoría de nuestros agricultores lo son en la medida en que pueden dedicar su tiempo de ocio al cultivo de campos y huertas familiares. De ahí que la estructura de la propiedad de la tierra en nuestro Municipio se encuentre atomizada en explotaciones de reducida extensión: el 72,42 por 100 de tales explotaciones tienen menos de 5 has. de extensión.
Dos son los factores que han contribuido a la mutación de las expectativas, fundamentando el desarrollo industrial.
En buena medida, la primera de ellas se centra en la expansión de la gran ciudad de Zaragoza que cuenta con una población de 600.000 habitantes y un alto nivel de industrialización.
La permanente ampliación de suelos residenciales en dicha metrópoli genera el desplazamiento industrial a su periferia y a lo largo de sus ejes de comunicaciones, acercándose constantemente hacia nuestra ubicación, revalorizada por ser la C.N.-232 la que cuenta con mayores reservas de suelo, no utilizado industrialmente, en su entorno. A simple vista puede observarse la proliferación de usos industriales en los márgenes de tal eje.
La segunda razón de peso trae su causa de la política de industrialización adoptada como propia por el Ayuntamiento de El Burgo, promoviendo la constitución, a costes razonables, de Sectores Industriales en el marco de las Normas Subsidiarias de Planeamiento, así como facilitando, fuera de dicho marco y en casos puntuales, la instalación, por vía de interés social, de nuevas industrias en suelo no ordenado.
A nivel urbanístico la actividad industrial se concentra en los polígonos industriales, (Royo-Cabezón, La Noria, El Vadillo y El Espartal), y fuera de ellos, a lo largo de la C.N.-232, con especial incidencia en sus dos primeros kilómetros tras su entrada en el término municipal. El comercio, la pequeña industria y las actividades auxiliares se desarrollan dentro del propio casco urbano de la población.
Según los datos que arroja el nuevo censo industrial que habrá de servir de base a la gestión del Impuesto sobre Actividades Económicas, los sectores productivos predominantes en nuestro término son los siguientes:
* fabricación de elementos y maquinaria metálica,
* empresas relacionadas con el ramo de la construcción y
* comercio agroalimentario,
pero, no obstante lo anterior, se cuenta con importantes empresas, de tecnología y medios avanzados, en los sectores de:
* fabricación de papel, (SAICA, ubicada en “El Espartal”)
* transformación de plásticos, (“TUPERSA” en “La Noria”)
* cables y soldaduras, (“OERLIKON”, en “El Vadillo”)
* artes gráficas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*